sábado, 17 de julio de 2010

A menudo los hechos confunden la regla,
evocan armas inexistentes,
juegos salvajes que jamás aparecen.

Es entonces cuando la fiereza huye
y se divulga la fatalidad y el fracaso.
Hay que ejercer el juego, la trampa y la verdad:
Aunque tal vez jamás la tenga
(y se me escape de los ojos y de las manos).

A menudo se revuelve lo cotidiano deformando realidades.

3 comentarios:

Neus dijo...

Yes! You're back!

ave de estinfalo dijo...

no es a menudo, es siempre

^^


Cuidate, lindo blog
seguire visitandote

bye

Borja F. Caamaño dijo...

A menudo, no... siempre.

Un fuerte abrazo desde el Otro Lado.

P.D. Y ahora me fijo en que alguien más opina como yo.